El salón recreativo inmortal está en Japón


10 mayo, 2018 - 11:58 am - Sin Comentarios

Salon recreativo de Japón
Encontrar un salón recreativo en España no es tarea fácil. Como mínimo, tienes que buscarlo en google. Si lo encuentras, lo normal es tener que desplazarse a un sitio muy concreto de tu ciudad, incluso desplazarte a otra, salvo que tengas la suerte de vivir al lado de uno de los pocos que hay. En Japón es otra historia. Puedes volver del trabajo o del instituto y encontrarte con uno, echarte una partida para desestresarte, y tirar para casa. Los japoneses siempre han sido superiores, y en esto de mantener vivos los salones recreativos, también.

A ver, no es que hayan mantenido los mismos salones recreativos y en las mismas condiciones que hace 30 o 40 años. Que su época dorada fueron los 80 y contra eso es imposible luchar. De hecho, entonces había unos 44.000 por todo el país, y hoy en día hay 4.856. Eso sí, hay otros 9.000 locales con menos de 50 máquinas recreativas.

¿Por qué el salón recreativo sigue teniendo éxito en Japón?

Dejemos clara una cosa desde el principio: Japón es otro mundo. Pero otro mundo en todo: en la comida, en la cultura, en las costumbres, en la personalidad y en el ocio. Y, dentro del ocio están, por ejemplo, los karaokes -que no tienen nada que ver con los de aquí- y los salones recreativos.

Nosotros tenemos la siguiente imagen en la cabeza: sitios un poco oscuros, llenos de adolescentes y muy ruidosos, aunque, bueno, en esos los japoneses tampoco se quedan cortos. Allí son más luminosos, aunque sólo sea por las luces de las maquinitas, menos abarrotados y el ruido, aunque intenso, se adapta al público. Por ejemplo, si van japoneses que ronden los 40 ponen más alta la música de los videojuegos retro. En la peli Lost in Translation, Sofía Coppola nos mostró las mejores curiosidad de Tokyo y entre ellas no podía faltar, por supuesto, un salón recreativo. 

Pero si hablamos de ruido, merecen una mención especial los llamados pachinko.

Pachinko, el salón recreativo más estrambótico

El ejemplo más gráfico y sonoro de que Japón es otro mundo. No es un salón recreativo como tal, de hecho, no son maquinitas recreativas de videojuegos. Pero si hablamos de ‘salones de entretenimiento’ de Japón no podemos pasarlos por alto. Son, en realidad, unas máquinas de apuestas, parecidas a las tragaperras pero mucho más ruidosas.

Interior de un salón recreativo Pachinko

Son unas máquinas con agujas por las que bajan unas bolitas de metal, por las que el jugador habrá pagado previamente, ahí está la apuesta. Caen todas a la vez -y ahí está el ruido- y será el azar el que decida cuáles caen por unas pequeñas puertas, para seguir ganando bolas y acabar consiguiendo algún premio.


Personalizar Máquina Arcade

Lo más increíble de Pachinko no es la máquina en sí, si no el salón recreativo donde se juega. Locales oscuros, a veces llenos de humo -en muchos sitios cerrados de Japón se puede fumar, aunque no en la calle- y llenos de hombres. Raro es ver a una mujer en un Pachinko. 

Muchos salones recreativos son de los propios creadores y desarrolladores de videojuegos

¡Qué listos estos japoneses! ¿Qué mejor forma de hacer negocio que colocando en tus locales tus propios productos? Eso es lo que han sabido hacer marcas como Sega y Taito en Japón, pero otras occidentales como Midway y Atari no supieron ver… y así les fue.

Salones recreativos en el barrio de Akihabara

Sega, Taito, Camcom o Namco fueron más listas y tienen auténticos paraísos del mundo arcade en el centro de Tokyo. Y cuando decimos paraísos, estamos hablando de salones recreativos de 5 o 6 plantas llenas de maquinitas. Y divididas por tipos o temáticas. En algunas plantas hay arcade clásicas, en otras máquinas de realidad virtual, otras más interactivas como de baile y música… lo dicho: un paraíso en el que te puedes tirar horas y horas. Además, las marcas llevan sus nuevas creaciones a sus respectivos bastiones: Namcoland, Taito Station, Plaza Camcon o Club Sega.

Aunque los salones recreativos en Japón no están sólo en el centro de las grandes ciudades como Tokyo y Osaka -también los hay en barrios periféricos-, los grandes edificios y salones recreativos más impresionantes están en el barrio tokyota de Akihabara. Una zona de la capital japonesa muy turística llena de luces, pantallas y carteles que hacen que los salones recreativos estén perfectamente integrados. Ahí está otra clave de su éxito.

Los salones recreativos que quedan en España

Quedar…quedar… quedan pocos. Nos referimos a los que estaban en el barrio, en las que tantas horas y tantas monedas de cinco duros nos dejamos y que tanto nos gustan en MiArcade. La mayoría de esos cerraron. Sin embargo, hay quien ha tenido visión de negocio y ha montado salas, sobre todo con máquinas actuales, pero alguna que otra retro se cuela por ahí. Y con esa esencia del salón recreativo de toda la vida, aunque con el punto del siglo XXI. Si te está entrando el gusanillo, aquí puedes consultar los que quedan por aquí. 

Otros locales con máquinas recreativas que se han puesto de moda en los últimos años con los bares arcade, de los que ya os hablamos aquí. Tienen su gracia, por supuesto, por aquello de poder tomarte una cervecita mientras te vicias al Street Figther. Pero, reconozcamoslo, no tienen el mismo encanto con un salón recreativo.

¿Y tú? ¿Conoces algún salón recreativo que siga vivo en España? ¿Has estado en Japón y has visto alguna de las maravillas de las que te hemos hablado? ¡Cuéntanoslo!

Otros Artículos Interesantes


Deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Cibermonday MiArcade

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar