PacMan clásico: historia, trucos y curiosidades


2 febrero, 2017 - 12:16 pm - Sin Comentarios

Pacman clásico. El videojuego
Acabamos de saber que el pasado mes de enero nos dejó Masaya Nakamura. Así por nombre no os dirá nada pero si os decimos Namco, ya os empieza a sonar, ¿a qué sí? Fue el fundador de esta empresa japonesa, de la que nació, entre otros, el Pacman clásico. Además de ser uno de los más famosos y exitosos, este original juego de comecocos tiene una historia detrás que muchos no conoceréis. O, al menos, sus trucos y curiosidades.

Historia y vida del Pacman clásico

Máquina Arcade PacmanPac-Man es ya un cuarentón en toda regla…bueno, casi… Empezó a gestarse a finales de los 70 para salir a la luz en 1980. Y todo empezó en una pizzería…o eso cuenta la leyenda. Un diseñador de la empresa Namco, Tohru Iwatani, salió una noche con unos amigos a comer pizza. Al coger un trozo, se dió cuenta de que la forma que quedaba parecía una boca. Y entonces nació el Pacman clásico que todos conocemos. Bueno, en realidad nació Puck-Man, que fue su primer nombre. Venía de la onomatopeya japonesa ‘paku’, que es el sonido que se produce al abrir y cerrar la boca al comer, según los japoneses, claro. Sin embargo, Puck-Man era un blanco fácil de chistes en el mundo anglosajón, por el posible cambio de ‘puck’ por ‘fuck’ (una palabrota considerada muy grosera en EEUU).

Iwatani y sus colaboradores estuvieron un año y medio trabajando en el desarrollo del videojuego. La dinámica era muy sencilla: el círculo amarillo con boca (o sea, Pac-Man) tenía que comerse todos los puntos de la pantalla para pasar del nivel. Pero no estaba solo, tenía que esquivar a cuatro fantasmas que intentaban acabar con él. Ahora bien, él también podía comérselos a ellos cuando se volvieran azules, cosa que pasaba si antes se comía uno de los puntos más gruesos de la pantalla. En conclusión, que solucionaba todo comiendo.

El videojuego original de Pacman salió al mercado el 21 de mayo de 1980 y pronto se convirtió en un auténtico fenómeno mundial, con récord Guinness y todo: el de videojuego arcade más exitoso de la historia, con 293.822 máquinas vendidas entre 1981 y 1987. Desbancó incluso a Space Invaders, que hasta la fecha era la máquina recreativa por excelencia. Pero es que éste tenía algo diferente: no era violento, iba destinado tanto a hombres como a mujeres y fue el primer videojuego en tener un personaje. En cuestión de poco tiempo, todo el mundo quería jugar a Pac-Man.

Personajes : Pac-Man y los fantasmasPersonajes clásicos Pacman

Ya os hemos hablado del trozo de pizza, luego Puck-Man y finalmente Pac-Man. Y también de los fantasmas que, aparte de ser los malos malísimos del videojuego, tienen nombre y hasta personalidad. Empiezan las presentaciones:

Blinky: es el más peligroso de todos. Tal vez por eso sea el de color rojo. Su territorio es la esquina superior derecha así que, dentro de lo posible, Pac-Man debe evitarla. Aunque eso no ayudará mucho, porque es capaz de localizarle en cualquier parte de la pantalla e ir a por él, haciendo cambios bruscos de dirección. Y por si fuera poco, es muy rápido.
Pinky: es el rosa pero no por ello el más dulce e inocente. También es rápido y, como Blinky, puede localizar a Pac-Man, pero con menos reflejos. Es más predecible. Su territorio es la parte superior izquierda.
Clyde: éste es mejor, o digamos, menos malo…o mejor dicho, más pasota. No persigue directamente a Pac-Man, si no que se limita a estar cerca. Es el naranja y su zona es la parte inferior izquierda.
Inky: siempre tiene que haber un torpe…y es él, el azul. Es lento, miedoso y se suele quedar cerca de su esquina, la inferior derecha.
Ms Pac-Man clásico recreativo

Y luego está Ms. Pac-Man. Sí, lo sabemos, no aparece en el videojuego de pacman clásico, pero merece una mención. Es la protagonista de un juego muy parecido al genuino, pero en este caso, el comecocos amarillo lleva moño y los labios pintados. Nació como una secuela no autorizada, pero tuvo tanto éxito que Namco lo adaptó como un título oficial.

7 Curiosidades y trucos del videojuego clásico de Pac-Man

  1. Tiene 256 niveles. El último, el 256, es una pantalla de la muerte: se oscurece y el lado derecho se llena de números y letras. Vamos, que da error
  2. A partir del nivel 18, los fantasmas ya no se vuelven azules
  3. El mejor jugador del mundo fue Billy Mitchell. Que llegó hasta el nivel 255 con la primera vida. Fue hace más de 20 años y consiguió 3.333.360 puntos
  4. Como ya hemos explicado, cada fantasma tiene su propia esquina. Cada cierto tiempo, volverá “a casa”
  5. Pac-Man es más rápido en un camino sin puntos. Aprovéchalos para escapar cuando te acorralen
  6. Los ojos de los fantasmas indican la dirección hacia la que irán en su próximo giro
  7. La parte más peligrosa es la inferior, donde más opciones tienen los fantasmas de arrinconar a Pac-Man. Por el contrario, la parte más segura es cerca de la casa de los fantasmas porque desde ahí salen más caminos para escapar

¿Qué os han parecido estos trucos y curiosidades? ¿Los conocíais? ¿Conocéis alguno más?


Deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *